“El dinero lo puede comprar todo, pero lo que nunca va a poder comprar, es el verdadero amor, eso no lo podrá comprar nadie en este mundo”.